Seres del fuego
Dragones
Salamandras
Liminiades
Basiliscos
Seres del aire
Hadas
Silfos y Sílfides
Geniecillos
Seres de tierra
Duendes
Gnomos
Elfos
Trasgos
Ents
Seres del agua
Ondinas
Sirenas
Ninfas
Sealkies
Asrai
Mirrows
Trolls
Seres de éter
Ángeles
Otros seres mitológicos
Vampiros
Chupacabras
Lobizónes
Unicornios
Mitología griega
Misterio
OVNIs

Libros de mitos

Libros en formato PDF:
Libros askgeta
Mitos libros en PDF

Hacer preguntas de mitos

Si tienes alguna pregunta de mitos que quieras hacer, puedes hacerla en Hacer Preguntas .net una comunidad para hacer preguntas y recibir respuestas.
Libros relacionados a mitos provistos por Amazon:
Enlaces de interés
Enlaces de interés

Vampiros, drácula, vampiresas, vampiros, chupasangres

 E-mail

Vampiros ¿Existen los vampiros?
Esto es una incógnita difícil de develar, pero hay muchos casos que atestiguan que muchos seres necesitaban sangre humana o animal para sobrevivir.

Existen muchas leyendas y relatos de hombres y mujeres vampiros que existieron en distintas culturas del antiguo Egipto, Grecia, Roma, India, entre otras. Pero las que más se cuentan son las de Europa Oriental, en los Cárpatos y los Balcanes.
Antiguamente a los vampiros se los consideraba un espíritu de una persona fallecida  o un cadáver reanimado que tomaba la sangre de los vivos para ellos tener vida, asegurando así su sobre vivencia
El nombre vampiro proviene del serbio vampir que significa espectro o cadáver.
En el siglo XVIII, los diarios difundían noticias terroríficas de apariciones de vampiros en Francia, Holanda, Polonia y Rusia, bebiendo la sangre de los vivos. Se abrían los ataúdes  para ver si el enterrado era un vampiro, desconfiaban de aquel cadáver que estaba rosado, bien conservado y con sangre en la boca y la nariz.
Los vampiros aparecían en las noches y en el día tenían una intensa vida social ya que generalmente estos seres pertenecían a la aristocracia y estos tenían la creencia que la sangre humana prolongaba la vida eternamente, y eran comunes los rituales y sacrificios.
Existen tantos tipos de vampiros como culturas donde han crecido. Las características de los vampiros varían según el lugar, pero todas coinciden en el hábito de beber sangre fresca. Algunos viven eternamente y otros viven muy poco. En Europa central se dice que viviría un vampiro que tiene nariz y orejas en puntas, dientes afilados y un aspecto muy avejentado.

La Vampiresa - Condesa sangrienta

La vampiresa o condesa sangrienta, era el nombre que se le dio a una mujer: Elizabeth de Bathory, que según cuentan en casos documentados, nacida en 1560 en una de las mejores familias de Transilvania, iniciada muy joven en el ocultismo, torturaba a las jóvenes de la servidumbre, ayudada por el mayordomo y una enfermera. Se casó con un conde y cuando enviudó se volvió aún más cruel. Una de sus víctimas fue una sirvienta que le tiró del cabello al peinarla, esto enfureció a la condesa, lastimando la mano de la muchacha, la sangre de esta cayó sobre la condesa, que sintió en su piel una frescura nunca antes sentida. Creyó entonces que había descubierto la fuente de la eterna juventud. Enseguida le pidió al mayordomo que llenara la bañera con la sangre de la sirvienta y ella se bañó en esa sangre. Por 10 años repitió ese ritual periódicamente, hasta que al fin una de sus sirvientas logró escapar y pudo denunciarla. Pero ya había sacrificado a más de 50 doncellas y tenía cautivas a varias. Sus ayudantes murieron decapitados, pero la condesa por sus influencias, murió a los 4 años confinada en su castillo sin puertas ni ventanas.   


Drácula: el vampiro más conocido

Este personaje que ha inspirado tanto a escritores e historiadores, era un príncipe llamado Vlad Tapes, hijo de Vlad Dracul (caballero de la Orden del dragón), un aguerrido guerrero que luchó por la independencia de su país natal: Rumania. En los combates de 1460, tomó la ciudad de Amlas y Fagaras empalando a toda la población, murieron alrededor de 20000 personas y esas ciudades no se repoblaron hasta un siglo después. Por ser tan sanguinario y cruel con sus enemigos ha sido tan recordado, aunque para su país es un héroe.
Las leyendas de vampiros encontraron en el cine un campo propicio para desarrollar la imaginación. Pero también ocurrieron muchos misterios en el cine, varias veces la ficción se encontró extrañamente con la realidad.
El actor que interpretó a Drácula, en la primera  película: Bela Lugosi, terminó sus días creyendo que era un vampiro, no salía a la calle de día porque creía que lo matarían los rayos del sol. Hay testigos, que aseguran que el día que falleció, salió volando un murciélago por la ventana del hospital.
También el actor Max Shreck, que interpretó a Drácula en la película: Nosferatu,
Que luego de terminar la filmación, nunca se supo más de él. Hubo rumores que el actor era un vampiro auténtico y que luego desapareció misteriosamente.
Como matar a un vampiro:
Existen varias maneras de eliminar a un vampiro; según las leyendas.
La estaca: la forma más segura de matarlo, es clavándole una estaca en el corazón.
Los rayos de sol: le provocan una lenta agonía.
Tirarles agua bendita y mostrarles una cruz, puede causarle quemaduras que lo lleven a la muerte.
Los objetos de plata, son muy efectivos para matar o ahuyentar a un vampiro (principalmente las cruces de plata). La bala de plata puede matar al lobizón.
La tristeza, el amor y la melancolía, son sentimientos que los vampiros no pueden soportar y que los llevan al suicidio.
Los murciélagos son pequeños vampiros, parecen ratones alados, que se alimentan de la sangre de los animales, viven en cuevas oscuras, duermen de día y salen de noche.

Etiquetas: Vampiros, vampiresas o vampiras, chupasangres, drácula.